BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

lunes, 21 de noviembre de 2011

El día después

Ayer, 20 de Noviembre, además de ser el Día Internacional del Niño y el del aniversario de la Revolución Mexicana, también fue el día internacional de la Conmemoración Trans - se celebra el aniversario del asesinato de Rita Hester - y de Elecciones Generales en España.

Después de la crisis que no era crisis, de que nos fuéramos al paro un montón de españoles, de que los bancos se quedaran sin dinero y nos pidieran arreglarlo entre todos... después de eso hoy tenemos un nuevo  presidente, Mariano Rajoy, con mayoría absoluta en democracia. Poquísima participación en las urnas, pero muchísima en Facebook y en redes sociales, donde la gente comienza a prepararse para , hablando sutilmente, ser sodomizada.

Hay que ver, con la de chistes que he hecho yo sobre este hombre, y ahora resulta que es presidente. Ahora toca esperar a ver si realmente es tan terrible.

Yo ejercí mi derecho democrático a no participar en la democracia. Ni voto útil, ni voto inútil, ni el mal menor. Para mi no hay mal menor y hace mucho tiempo que dejé de participar en este sucedáneo descafeinado de democracia en el que sólo puedes elegir con qué cubiertos te comes la mierda, y si acaso, la guarnición.

En un mundo en el que los intereses económicos y las grandes potencias monetarias son quienes toman las verdaderas decisiones, en el que cada vez hay menos interés por el arte, la creación, el desarrollo de las ideas y el avance intelectual, en el que todo se gestiona y racionaliza como en el libro de cuentas de una empresa, no tengo ninguna fe en las instituciones. Quizá cuando algún gobierno tenga el valor de decir NO a los poderes bancarios, a la usura y la rapiña, cuando el dinero (eso que ya ni siquiera existe, que solo son cifras variables en función de sistemas artificiales que casi nadie entiende y que terminan volviéndose en contra de sus creadores como HAL) deje de ser el centro de la Creación y el más literal becerro de oro que se ha conocido desde los tiempos bíblicos, quizá entonces vuelva a rellenar una papeleta para ejercer mi derecho al voto.

Hasta entonces, conmigo que no cuenten.

0 comentarios: